LO QUE ESTUVO DE MODA
 

 
NOSTALGIEC
TUNEL DEL TIEMPO: LOS VEINTES
TUNEL DEL TIEMPO: LOS TREINTAS
TUNEL DEL TIEMPO: LOS CUARENTAS
TUNEL DEL TIEMPO: LOS CINCUENTAS
TUNEL DEL TIEMPO: LOS SESENTA
TUNEL DEL TIEMPO: AÑOS SETENTA
TUNEL DEL TIEMPO: LOS OCHENTA
TUNEL DEL TIEMPO: LOS NOVENTA
TUNEL DEL TIEMPO: AÑOS RECIENTES

INVITACION
LO QUE ESTUVO DE MODA
MARCAS Y PRODUCTOS DE SIEMPRE
PERSONAJES DURADEROS
MOMENTOS IRREVERENTES
ANECDOTAS, HITOS Y RAREZAS 1
ANECDOTAS, HITOS Y RAREZAS 2
LA NUMERO CINCO (1)
LA NUMERO CINCO (2)
MAS ANECDOTAS, HITOS Y RAREZAS
A mediados de los años cincuenta el panorama nacional cambió drásticamente, pues los jóvenes empezaron a ser muy influyentes (como nunca antes) en nuestra sociedad.
Los jóvenes ecuatorianos empezaron a escuchar su propia música, ver sus propias películas, y tuvieron su propia forma de vestir, de hablar y de pensar. Este cambio generacional, por supuesto, generó grandes problemas entre padres e hijos "rebeldes".
imagen
Leonor Carcache, Señorita Ecuador de 1955 (quinta desde la izquierda) sería un ícono fundamental dentro de la moda local. Las jóvenes de aquel entonces empezaron a utilizar faldas acampanadas, pantalones piratas y tacones altos. Leonor puso de moda enseñar las piernas sin medias y fue seguida por toda una generación de ecuatorianas.

La segunda mitad de los años cincuenta promovió la imagen de una mujer extremadamente femenina y dedicada al hogar. Quizás la única manera de rebeldía de esos tiempos que tenían las chicas era enseñar los tobillos desnudos, y escuchar la música "rocolera" que había alcanzado tanta popularidad.
imagen
La bella Leonor influyó también en el corte de cabello que se llevaba. Los salones de belleza eran probablemente los principales lugares de reunión femenina. Se usaban secadores de pelo enormes que se mantenían colocados en la cabeza durante horas.
imagen
La aparición en la escena musical de Julio Jaramillo en 1956 supuso otra gran revolución en las chicas. El fenómeno de seguidoras jamás se había visto en el país en tal magnitud. Las jovencitas enloquecían con el intérprete que poco a poco se hizo famoso en toda América Latina.
imagen
Los trajes de baño se volvieron extremadamente sensuales. Otra de las Señoritas Ecuador con gran influencia fueron Alicia Vallejo y Patricia Benítez (foto), quien además inició la moda de las sandalias de tacón como acompañante tanto de bañadores como de vestidos. La desnudez de los pies femeninos en plena calle provocó indignación en muchas señoras mayores tradicionalistas.
imagen
Los programas de televisión tuvieron inmediata acogida entre los jóvenes ecuatorianos. Los programas de mayor audiencia juvenil a fines de los cincuenta fueron "Mis primeros aplausos" en HCJB TV canal 2 y "Cocktail Deportivo con Chicken Palacios" de Telecuador canal 4. El programa especial navideño de esta última cadena en 1959 fue todo un éxito, presentando entre otros al ídolo Julio Jaramillo y a la guapa Blanquita Amaro.
imagen
En 1959 Julio fue reclutado para cumplir con el Servicio Militar Obligatorio en el Ejército Ecuatoriano. La ausencia del cantante de los escenarios derramó muchas lágrimas femeninas. En esa mismá época, sin embargo, Jaramillo triunfó en México, se presentó en Telecuador con gran suceso y debutó en el cine en el largometraje "Mala Mujer".
En 1957 existía una disputa musical entre dos bandos. Por un lado los rockoleros, quienes oían a Julio Jaramillo y Olimpo Cárdenas; y por otro lado cada vez ganaban más fuerza los rockeros, que escuchaban a Elvis Presley y Bill Halley. "Azabache" de Julio Jaramillo con el conjunto de Rosalino Quintero era el éxito del momento de la rockola, mientras que "Little Darlin" de los Diamonds y "Jailhouse Rock" de Elvis eran los éxitos del rock and roll. La consigna era Julio vs. Elvis.
imagen
Los chicos ecuatorianos también tuvieron su propia moda. Los jeans y las chaquetas de cuero eran usadas en todo ámbito por los jóvenes. Los rockoleros añadían estas prendas a una camisa guayabera mientras que los chicos más formales se decidieron por los sacos de lana. En lo que todos estuvieron de acuerdo es en la abundante brillantina que se llevaba en el pelo.

En cuanto a la comida, se inició el consumo de hamburguesas, "hot dogs" y batidos de distintos sabores, como la naranjilla y el taxo.
imagen
En 1960 Julio hizo su regreso triunfal. Consolidó su fama fuera de nuestras fronteras y se dio a conocer desde México a la Argentina. La Rockola, junto a la música tropical, suponían dura competencia para el Rock and Roll, que poco a poco se iría interpretando también en español.
En los años sesenta la moda cambió. Los cortes de pelo de las chicas volvieron a llevarse largos, abultados y lisos. El uso de los guantes continuó algunos años. Los zapatos se cerraron nuevamente, pero sin duda dos prendas se llevaron la presea como las más populares entre las mujeres: la minifalda y el bikini.
imagen
En las películas de los sesenta los carteles hacían énfasis en voluptuosas actrices luciendo sendos bikinis. En Ecuador, las películas de las conspiradoras en bikini de la organización S.O.S., fueron todo un suceso, tanto el primer largometraje como su secuela.
imagen
Si Leonor Carcache y Patricia Benítez fueron los íconos de la moda en los cincuenta, durante los sesenta ese lugar perteneció sin duda a la actriz Toty Rodríguez, quien frecuentemente utilizaba minifalda. Aunque la mayoría de veces se veía a la diva con las piernas al desnudo y zapato plano, hacia 1966 Toty puso en boga las botas altas, y en ocasiones las medias en colores pastel.
imagen
En 1963 hace su aparición el grupo musical Los Corvets. Antes, sólamente Julio había logrado cautivar a las chicas del modo en que lo hizo el grupo liderado por Marcos Molina y Roberto Vallarino. El rock, el twist y las baladas beat fueron himnos para una nueva generación.
imagen
Las películas sesenteras que se filmaban en Ecuador eran siempre un suceso. Las jóvenes buscaban autógrafos de las estrellas de cine que participaban en esas ahora ya viejas filmaciones, con su característico e inovlidable "Eastmancolor". En la foto, persecución por las calles de Quito en la película "24 horas de Placer".
imagen
La transición de sesentas a setentas significó otro gran cambio en la moda femenina. Se vieron por las calles a las primeras hippies, con larguísimas melenas, faldas holgadas hasta los tobillos, cintillos de flores, "shigras" y sandalias playeras. Los motivos étnicos (en la foto Toty llevando únicamente un vestido indígena) se hicieron populares.
imagen
Los hippies llegaron a influenciar la vida de forma insospechada. Incluso Evaristo se volvió hippie a fines de los sesenta, tal como lo señala el título del excelente monólogo anunciado en la imagen.